0 4 mins 2 semanas

En noviembre 2019 toda Córdoba sentía que el final de su club era cuestión de días, tal vez un mes a lo sumo. En diciembre llegó una nueva esperanza. En marzo se paró el mundo. Lo que parecía un nuevo comienzo no era más que la continuación de la caída al infierno. 2021 Segunda División RFEF. El pozo situado en el corazón del averno.

El año perdido, el año de la vergüenza comienza con la victoria como costumbre, un hábito en 17 ocasiones repetido. En octubre se cruza una competición desconocida para la mayoría de los aficionados al fútbol de este país, la Copa RFEF. Las victorias se siguen sucediendo con solvencia en La Línea, en Torremolinos, en Jerez y las dos últimas en Córdoba.

Una competición, si quieren ustedes, en la que este club nunca debiera haber participado. Pero lejos de avergonzarse, el Córdoba decidió honrarla y dotarla de un gran nivel competitivo por su profesionalidad y por la gran calidad de los rivales, todo sea dicho. Al igual que en liga el Córdoba otorga un salto de nivel a la competición, por estadio, por afición y por juego.

Ante más de 13.000 personas Guijuelo y Córdoba disputaron un buen encuentro, con ritmo y ocasiones por ambas partes. El líder invicto del grupo 8 de Tercera RFEF planteó una primera parte sólida, pero con ocasiones de peligro bastante claras, decidido a aguantar y a hacer el partido largo. El Córdoba con mayor control del balón durante la mayoría de los minutos consiguió por momentos acorralar en su campo al Guijuelo. Tras el paso por vestuarios y varias lesiones de por medio, los locales se adelantaron gracias a un centro desde la izquierda que consiguió rematar Javi Flores, tras un fallo del portero el balón pareció atravesar la línea de gol, el guardameta consiguió alejarlo de la zona aunque el rechace volvió a cazarlo Javi Flores que lo empujó al lado contrario sin oposición.

Se adelantaba el Córdoba en un marcador que ya no se momería hasta el final. Ya con un Guijuelo no tan ordenado el Córdoba puedo sentenciar en varias contras, pero el club salmantino todavía tendría una clara ocasión, tras un recorte perfecto en el área pequeña el delantero fallaría la ocasión al darle demasiada curva al balón.

Con el pitido final el coliseo ribereño se convierte en una fiesta, con la mejor entrada en mucho tiempo y los fuegos artificiales llenando la noche cordobesa el equipo levantó el trofeo haciendo experimentar una sensación casi desconocida para la mayoría de los presentes. Para muchos por primera vez, Freddie entonó el “We are the Champions” en honor a los blanquiverdes.

Tras tres descensos en seis años, varios expolios económicos y una desaparición casi cantada, toda Córdoba saborea un título que es el principio de luz que puede guiarlos para conseguir el objetivo principal, el ascenso a Primera RFEF en 2022.

 

Palmarés Córdoba CF

1955/56 Campeón Tercera División grupo 12

1961/62 Campeón Segunda división

1994/95 Campeón Segunda B grupo 4

1996/97 Campeón Segunda B grupo 4

2021/22 Campeón Copa RFEF

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *